Yoga para la Disfunción Eréctil

Yoga para la Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil a menudo se malinterpreta y sus causas se simplifican demasiado. La disfunción eréctil puede tener causas físicas y emocionales, y el problema en sí mismo puede causar todavía más problemas físicos y emocionales.

Una falta de erecciones sin duda hará que un hombre se sienta mal por su cuerpo y su sexualidad. Esos sentimientos negativos crean entonces más dificultades para obtener erecciones, y así el ciclo continúa.

La prescripción de un médico para un medicamento para la disfunción eréctil puede darle a un hombre una erección estable, pero no trata la causa real del problema. Esa solución rápida de una píldora simplemente enmascara el problema subyacente al tiempo que se arriesga a tener notables efectos secundarios y conllevar un alto precio.

El objetivo final del Yoga es proveer equilibrio a la persona como un todo, colocando a su ser físico, emocional y espiritual en armonía unos con otros y con su entorno.

El Yoga es una práctica energética, basada en los flujos de energía, y los conceptos de “energía” y “energía sexual” son completamente intercambiables. Naturalmente, se podría suponer que un hombre completamente equilibrado energéticamente no tendría disfunción en ninguna parte de su cuerpo físico. Por lo tanto, una práctica continua y dedicada de Yoga conllevaría a un deseo sexual saludable y con pocos (si acaso algunos) problemas de erección.

Esta solución no tiene costo y solo tiene efectos secundarios positivos, pero requerirá tiempo y dedicación.

Beneficios del Yoga para los Hombres

En nuestro mundo moderno, hemos etiquetado erróneamente la palabra “Yoga” y la mayoría de las personas se sorprenden al saber que no significa lo que inicialmente pensaron que significaba.

Primero, puede interesarle saber que el Yoga fue creado por hombres, para hombres. Comenzó en la India como una práctica espiritual de meditación realizada solo por hombres jóvenes, fuertes y viriles.

Solo muy recientemente en la historia se ha asociado con las mujeres, el estado físico y los leggings costosos. La mayoría del Yoga disponible para nosotros está fuertemente alterado y completamente desprovisto de su naturaleza sexual.

No hace falta decir que practicar Yoga es más que tan solo asistir a una clase sudorosa una o dos veces por semana. Además de las posturas físicas (asanas), una práctica completa de Yoga incluye meditación, respiración, mudras, mantras y mucho más.

Los beneficios del Yoga para los hombres, incluido un incremento en la testosterona y un aumento de la libido, provienen de un estilo de vida holístico del Yoga. Eso no quiere decir que adoptar un estilo de vida completamente nuevo sea la única forma de obtener las ventajas del Yoga.

Al observar sus necesidades energéticas personales, puede agregar los elementos necesarios para equilibrar su constitución particular y reducir los problemas de salud y la disfunción sexual de todo tipo.

Uno de los principales enfoques del Yoga es llevar las energías masculinas y femeninas a un equilibrio. Estas cualidades energéticas están presentes en cada persona, ya sea hombre o mujer, y no deben confundirse con el género o la orientación sexual.

Cada hombre tiene dentro de él una combinación de cualidades femeninas (yin) y masculinas (yang). Si uno o ambos están fuera de balance, su salud se verá afectada negativamente de alguna manera, incluidos los problemas con la libido y la fertilidad (más sobre esto a continuación).

Agregar las prácticas yóguicas correctas a su vida puede disminuir el estrés, elevar los niveles de energía, reducir la presión arterial, regular los niveles de cortisol, fortalecer los músculos, mejorar la claridad mental, sanar los tejidos dañados y activar el sistema inmunológico.

Es esta curación y fortalecimiento interconectados los que indirectamente mejoran la salud sexual y la fertilidad de una persona y, posiblemente debido al hecho de que el Yoga fue desarrollado por hombres, hay también ejercicios específicos que afectan directamente el pene, el piso pélvico y la libido.

El piso pélvico por si solo tiene multitud de técnicas yóguicas dedicadas a su fortalecimiento y relajación. Los músculos que constituyen el piso pélvico, que a menudo son usados de forma equivocada, se tensan o son simplemente débiles en nuestros cuerpos modernos, son esenciales para las técnicas de respiración y el control de la eyaculación en el Yoga tántrico. Con conciencia y práctica, cualquier hombre puede utilizar el Yoga para alcanzar múltiples orgasmos.

También vale la pena recordar una antigua técnica hindú que involucra el tirón intenso y la rotación del pene flácido para estirar los músculos del piso pélvico causando que el pene se alargue. Estas aplicaciones más antiguas es mejor realizarlas con precaución, ya que conllevan el riesgo de daño tisular y puede ser difícil encontrar información completa en línea.

¿Puede el Yoga Curar la Disfunción Eréctil?

Esta podría ser una pregunta complicada debido a la multitud de posibles causas de disfunción eréctil. Cuando analizamos de cerca cualquier causa posible, debemos admitir que el problema en sí mismo podría haber sido causado algo más.

Por ejemplo, la impotencia puede correlacionarse con la depresión, pero ¿de dónde vino la depresión?

Ilustración de Estrés, Ansiedad y Depresión

Desde otro ángulo, la impotencia se relaciona a menudo con la obesidad, la cual podría ser una manifestación del estilo de vida, la herencia o incluso depresión. Esto nos lleva de vuelta a la naturaleza holística del Yoga que trata a la persona completa.

Según la filosofía yóguica, las energías que fluyen libremente dan como resultado un ser saludable, mientras que las energías estancadas o hiperactivas crean enfermedades en el cuerpo o la mente. Considerando que el propósito del Yoga es mantener las energías equilibradas, podemos razonablemente plantearnos la hipótesis de que la práctica correcta del Yoga, aplicada a largo plazo, puede restaurar la función eréctil saludable al tratar las causas subyacentes de la disfunción.

Una práctica física de Yoga, que incluye trabajo de respiración y posturas, mejorará la resistencia y favorecerá la circulación saludable de todo el cuerpo, lo cual es esencial para la salud eréctil.

Se ha demostrado que la meditación regular reduce el estrés, la ansiedad y la depresión, todas causas reconocidas de la disfunción eréctil.

Otra disciplina que a menudo se pasa por alto es comer una dieta yóguica: alimentos limpios y naturales que estén en línea con las necesidades de su cuerpo y que no dañen a la Tierra. La mayoría de nosotros somos conscientes de que una alimentación limpia da como resultado mayores niveles de energía y el mantenimiento de un peso saludable, así como otros beneficios, y que nuestra salud sexual se optimiza cuando nuestros cuerpos están en su mejor nivel.

Esto no quiere decir que el Yoga sea una panacea o que reemplaza por completo la atención médica moderna. Se puede usar conjuntamente con medicamentos y otros tratamientos, pero de hecho tiene contraindicaciones.

Por ejemplo, algunas técnicas de respiración deben ser evitadas o utilizadas con precaución por hombres con problemas de presión arterial. El Yoga tampoco reemplaza ningún tratamiento médico que se esté tomando para el alivio inmediato de síntomas que amenazan la vida. Siempre colabore con su médico si tiene alguna condición seria.

¿Cuál Yoga es el Mejor para la Disfunción Eréctil?

Si bien existen algunas “reglas” estrictas (que varían según el estilo de Yoga elegido y las necesidades particulares del hombre), hay formas de agregar los muchos beneficios del Yoga a su vida sin cambiar todos los aspectos de su estilo de vida actual.

Para determinar qué tipo de Yoga es mejor para sus necesidades, primero debe averiguar cuáles son sus necesidades. Una manera simple de hacer esto es evaluar sus actuales equilibrios y desequilibrios energéticos.

Como se mencionó anteriormente, estas energías son a menudo descritas como masculinas (yang) y femeninas (yin). La mayoría de nosotros tendemos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo en un modo u otro. Considere cómo pasa su tiempo en el trabajo y en casa para descubrir su zona de confort y lo que se puede estar perdiendo.

Las actividades de Yang son generalmente lineales o intelectuales e incluyen trabajar hacia objetivos, practicar deportes, dirigir a otros, construir cosas, conducir y enseñar.

Por otro lado, una personalidad yin tiende a ser más receptiva o creativa, como comer, recibir masajes, visitar amigos, expresar emociones, bañarse, mirar películas y crear arte.

También hay acciones que requieren una combinación de las dos energías. La crianza de los hijos, por ejemplo, utiliza nuestro enriquecedor lado yin pero no se puede hacer correctamente sin la estructura y disciplina de nuestro yang. Tratar con clientes o compañeros de trabajo es otro ejemplo común de una actividad de energía mixta.

Entonces, si usted tiende a tener un estilo de vida masculino dominante con mucho movimiento y dirección, la mejor manera de equilibrar eso sería con la práctica masculina de quietud y meditación en sus diversas formas.

Sentarse en una quietud sin distracciones es la actividad última del ser masculino y una de la que carecen la mayoría de los hombres modernos.

Se ha demostrado que meditaciones como Vipassana (conciencia silenciosa) o Drishti (centrado en un punto visual) reducen la presión arterial y el estrés.

Para una combinación efectiva de alivio del estrés físico y mental, agregue el Yoga restaurativo a su calendario de actividades al menos una vez por semana y observará resultados increíbles de inmediato.

Para los hombres con hábitos o trabajos más femeninos, con menos estructura y más relajación, necesitarán desarrollar su energía yang con más posturas físicas de Yoga.

El tipo de Yoga de más fácil acceso en los estudios y las clases en línea, a menudo llamado Vinyasa o Hatha, generará fuego en el cuerpo y equilibrará la energía yin. Estas variedades pueden constituir una rutina de ejercicios, pero aún deben incluir meditación y quietud al principio y al final.

En esencia, todo el Yoga tradicional es masculino, pero asistir a clases en un estudio real probablemente incluirá prácticas más femeninas, como movimientos fluidos y secuencias de baile.

Intente buscar un profesor (hombre) con experiencia en técnicas clásicas o simplemente haga su propia investigación y practique en casa.

¿Aumenta el Yoga los niveles de excitación?

Si se puede decir que el estado natural de un hombre incluye tener una libido alta, y el objetivo del Yoga es restaurarnos a nuestro estado natural, entonces es evidente que seguir un estilo de vida yóguico, o al menos incorporar algunos elementos del Yoga en su actual estilo de vida, aumentará la excitación en alguna medida.

El fuerte y flexible suelo pélvico resultante de una dedicada práctica de Yoga puede mejorar el flujo sanguíneo hacia el pene y disminuir los síntomas de la disfunción eréctil con el tiempo. El aumento de energía y el alivio del estrés pueden actuar más rápidamente para restaurar la energía sexual de un hombre y aumentar su libido.

Los hombres han estado aplicando Yoga para mejorar la libido masculina durante miles de años. Intente buscar un maestro de Yoga tántrico masculino tradicional para que lo instruya sobre cómo aumentar la conciencia y el dominio del piso pélvico, al tiempo de encontrar la posibilidad de controlar la eyaculación con la práctica continua.

Aumentar la Testosterona Masculina con Yoga

La testosterona baja es una causa conocida de disfunción eréctil y los estudios muestran que los niveles promedio de los hombres están bajando con cada década. Ya sea que se deba a niveles más altos de toxinas o niveles más bajos de actividad, todos podríamos tomar un impulso.

Si bien cualquier ejercicio potenciará su producción de testosterona, ciertas posturas de Yoga (incluidas las que se describen a continuación) en realidad han sido estudiadas y se ha probado que causan un aumento instantáneo de la testosterona y una disminución de la hormona del estrés, el cortisol.

Agregar Yoga al comienzo de su día, incluso unas pocas veces a la semana, hará que sus hormonas sexuales masculinas fluyan y disminuirá su riesgo de impotencia causada por niveles bajos de testosterona.

Las Mejores Posturas de Yoga para la Disfunción eréctil

Las siguientes posturas pueden ser practicadas de forma individual, juntas en esta secuencia de 4 o en esta secuencia más larga, que es una práctica completa para mejorar la salud de los hombres.

Asana 1: Bhujangasana

También conocida como Postura de la Cobra, esta postura común estimula la circulación de toda la pelvis, lo que lleva a un mayor flujo sanguíneo al pene e inmediatamente mejora los niveles de testosterona.

  • Acostado sobre el vientre, manteniendo los pies separados a la distancia de las caderas y los glúteos relajados, coloque las manos en el suelo cerca de los hombros.
  • Con los huesos de la parte superior del brazo hacia atrás, sin apretar la parte superior de la espalda, empuje ligeramente baja la barriga al suelo y luego inhale mientras empuja la parte superior de su cuerpo hacia arriba. Levante el esternón sin permitir que las costillas sobresalgan.
  • Mantenga la posición unas pocas respiraciones, luego baje la parte superior de su cuerpo hacia el suelo durante una exhalación.
  • Relájese por unas pocas respiraciones.
  • Repita 2-3 veces.

Ilustración de Pose Yoga Bhujangasana

Asana 2: Dhanurasana

Comúnmente llamada Postura del Arco, esta postura estira y fortalece todo el cuerpo, desde las piernas hasta la cara, al tiempo que activa los nervios a lo largo de la columna y mejora la circulación.

  • Acostado, doble las piernas y estire hacia atrás el torso hasta que pueda sostener los tobillos o la parte superior de los pies con las manos.
  • Con una inhalación, comience a empujar los pies hacia las manos mientras usa estas para tirar hacia arriba los pies. Mantenga las rodillas separadas a la altura de las caderas.
  • Empuje la parte inferior del abdomen hacia el suelo, mantenga los hombros hacia abajo y mantenga la postura mientras respira completa y profundamente.
  • Exhale y baje las piernas y la parte superior del cuerpo al suelo.
  • Relájese por unas cuantas respiraciones.
  • Repita 2-3 veces.

Ilustración de Pose Yoga Dhanurasana

Asana 3: Upavistha Konasana

La Postura de Flexión Sentado en Ángulo Abierto proporciona un estiramiento saludable de los muslos internos y los músculos de la ingle al tiempo que fortalece el núcleo inferior, el cual incluye el piso pélvico, y aumenta el flujo sanguíneo a los órganos sexuales.

  • Debe sentarse con las piernas separadas y los dedos apuntando hacia el techo. Si esta posición le resulta difícil, puede mantener una ligera flexión en las rodillas o sentarse más alto usando una manta doblada o una almohada debajo de sus posaderas.
  • Comience a inclinarse hacia adelante desde la pelvis.
  • Mantenga la barriga relajada y permita que la columna se flexione lentamente hacia adelante.
  • Camine con las manos por el suelo para empujarle hacia adelante, presionando con los talones para apalancarse, y use sus exhalaciones para relajarse más profundamente en la postura.
  • Tómese su tiempo para adoptar la postura completa; esto debería tomar uno o dos minutos.
  • Vuelva a sentarse lentamente con una inhalación.

Ilustración de Pose Yoga Upavistha Konasana

Asana 4: Savasana con Yoni Mudra

La famosa Pose de Cadáver con una variación de las manos en forma de Yoni (vulva) es esencial para la quietud y la relajación, el final perfecto para una práctica física. Este mudra (o gesto con la mano) mejora el equilibrio energético de la conciencia interna.

  • Acostado boca arriba con los codos apoyados en mantas si es necesario, coloque las manos en la parte inferior del abdomen. Relaje las piernas y el cuello.
  • Junte las puntas de los pulgares debajo del ombligo y toque los dedos índices para formar un triángulo (forma de yoni) que apunte hacia abajo hacia su pelvis. Mantenga las manos y los brazos relajados.
  • Junto con el mudra, practique la respiración profunda, lenta y relajada del vientre.
  • Sostenga durante 10-20 minutos.

Ilustración de Pose Yoga Savasana con Yoni Mudra

¿Puede el Yoga REALMENTE Curar la Disfunción Eréctil?

Según lo que hemos visto, se puede decir que el Yoga disminuye la disfunción eréctil en función de su capacidad para apuntar directamente a la región pélvica y su intención de llevar al hombre a su estado global más natural.

Los practicantes regulares de Yoga equilibrarán sus energías masculinas, ya que es una práctica masculina hecha para la salud óptima de los hombres. En el mejor de los casos, esto incluye fuertes niveles de testosterona, alta libido y erecciones robustas.

Vale la pena señalar que si no se usa junto con otros hábitos saludables, como comer sano y dormir lo suficiente, el Yoga no curará mágicamente nada. Pero se sabe que el ejercicio físico y la relajación reducen la presión arterial y estabilizan los estados de ánimo, lo que como mínimo mejorará la mayoría de las dificultades eréctiles.

En resumen, practicar Yoga lleva a sentirse mejor por donde lo mire, y sentirse mejor conduce a erecciones más saludables.

Author profile
Chris Sabian
Author & Site Owner

Chris is the owner and creator of Penis Enlargement Resource. He has years of knowledge in the male enhancement niche and has tested and assessed numerous products over the years. View profile...

¿Ha probado el Yoga para mejorar su salud sexual o tratar la disfunción eréctil? ¿Existen ciertos tipos de Yoga que le hayan ayudado a superar los síntomas de la disfunción eréctil? La experiencia de todos varía y compartir la suya podría ayudar a alguien más en el mismo viaje, así que déjenos saber en la sección de comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!